Uncategorized

Irán corta el internet móvil y limita Whatsapp ante las protestas

Murió tres días más tarde en un hospital adonde llegó en coma tras sufrir un ataque al corazón, que las autoridades han atribuido a problemas de salud, algo rechazado por la familia

Irán bloqueó en la noche de este miércoles el internet móvil casi completamente y limitó aplicaciones como Whatsapp e Instagram en un aparente intento por controlar las protestas por la muerte de Mahsa Amin, que han dejado seis fallecidos.

La plataforma NetBlocks, que supervisa la conectividad de los usuarios y la censura en internet, afirmó que los principales proveedores de redes móviles “han cesado sus servicios casi totalmente”.

Además, informó de que se ha restringido el acceso a Whatsapp e Instagram, de las pocas aplicaciones occidentales permitidas en Irán, cuyas autoridades mantienen bloqueadas Facebook y Twitter, aunque los usuarios las usan con VPN (programas antifiltros de internet).

“Irán sufre ahora las mayores restricciones en internet desde la masacre de noviembre de 2019”, indicó NetBlocks.

#21Sep | Las protestas por la muerte de Mahsa Amin en Irán encadenaron su quinta jornada sin síntomas de perder fuelle y suman ya seis muertos, mientras las autoridades cortaron el internet móvil y limita Whatsapp e Instagram.

📹Cortesía pic.twitter.com/MQPYiImV7C

— 800 Noticias (@800Noticias_) September 21, 2022

La plataforma hacía referencia a las protestas de hace tres años provocadas por el aumento del precio de los combustibles y que según Amnistía Internacional dejaron más de 300 muertos y miles de detenidos.

Entonces, las autoridades iraníes cortaron internet completamente durante varios días en todo el país.

Desde el comienzo de las protestas tras la muerte de Amini el viernes se han producido cortes de internet, pero muy localizados, especialmente en el Kurdistán iraní, de donde era originaria la joven.

Amini fue detenida el martes de la pasada semana por la llamada Policía de la moral en Teherán, donde se encontraba de visita, y fue trasladada a una comisaría para asistir a «una hora de reeducación» por llevar mal el velo.

Murió tres días más tarde en un hospital adonde llegó en coma tras sufrir un ataque al corazón, que las autoridades han atribuido a problemas de salud, algo rechazado por la familia.

Desde entonces se han producido protestas en cada jornada, especialmente por las noches, y los manifestantes han publicado en redes sociales los choques con las fuerzas de seguridad.

En los cinco días de protestas en más de 20 ciudades iraníes han muerto seis personas, según la versión de las autoridades.