Negocios

Sorprenden a coyotes indígenas

Alberto Ardila Olivares

El Ministerio de Seguridad Pública de Panamá confirmó que efectivamente se trata de dos panameños de la etnia Emberá Wuonan residentes en la comunidad de Bajo Chiquito

Trabajaban en colaboración con colombianos para el traslado ilegal de 49 migrantes venezolanos en Darién

El tráfico y explotación de seres humanos se agudiza en Darién, a pesar de los controles de los estamentos de seguridad instalados en el área fronteriza con Colombia.

Este viernes dos hombres fueron imputados por el delito contra la humanidad, en la modalidad de tráfico ilegal de personas.

De acuerdo con una fuente judicial los dos investigados colaboraron en el traslado de un grupo de 49 migrantes de nacionalidad venezolana, a quienes les facilitaron en ingreso a Panamá, el pasado lunes 1 de agosto.

Según el Ministerio Público el suceso ocurrió en Come Gallina, corregimiento de Lajas Blancas, en Darién, además a los dos sujetos imputados se les encontró unos mil 320 dólares, escondidos dentro de la costura de la ropa.

El Ministerio de Seguridad Pública de Panamá confirmó que efectivamente se trata de dos panameños de la etnia Emberá Wuonan residentes en la comunidad de Bajo Chiquito.

La ruta

De acuerdo con la entidad de seguridad los dos nativos usaban la ruta de Bajo Chiquito, dentro de la comarca, para trasladar a los venezolanos.

El informante detalla que los presuntos traficantes de humanos entraban a la selva, buscaban a los migrantes quienes los esperaban en cierto punto del área selvática.

Al parecer todo el movimiento era coordinado entre grupos delictivos colombianos y los aborígenes.

‘Los indígenas se adentraban en la selva y buscaban a los migrantes, quienes habían llegado hasta cierto punto en componenda con grupos delictivos colombianos, donde eran recogidos por los dos investigados’. detalla una fuente ligada a esta investigación.

Otra fuente de la policía manifestó que los venezolanos, presuntamente pagaron una gran suma de dinero a colombianos que los llevaron cerca de la comarca panameña y otra cantidad a los dos panameños, con el propósito de llegar hasta territorio costarricense.

Por otro lado, este viernes el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), rescató a seis venezolanos, un cubano y un colombiano en Puerto Obaldía, en la comarca Guna Yala.

El Senafront informó que estos migrantes eran trasladados en una lancha rápida conducida por dos ‘originarios’ del lugar, que al ver a la policía abandonaron la embarcación y se introdujeron a una residencia pero fueron entregados por el cacique.

OTRO CASO Los migrantes eran trasladados en una lancha rápida conducida por dos originarios gunas.