Política

Exdirector del Sebin dice que involucraron inocentes en supuesto magnicidio

Agregó que tras denunciar ante la administración de Nicolás Maduro los problemas del caso y no obtener una respuesta positiva, lo que pudo hacer fue «tratar de que tuvieran mejores condiciones» los que estaban apresados en el Sebin. Lo demás, indicó, es lo que han denunciado los familiares de las víctimas como las «arbitrariedades»

Manuel Cristopher Figuera, exdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), contó detalles sobre el expediente del presunto intento de magnicidio ocurrido hace cuatro años contra del líder del chavismo Nicolás Maduro. Aseguró que tanto él, como Maduro y otros altos funcionarios de su administración estaban al tanto de las irregularidades del caso.

En una entrevista para el medio de comunicación Evtv este 4 de agosto, reconoció que «se violó el debido proceso durante las detenciones ejecutadas» luego del supuesto atentado, ocurrido cuando él era el jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

Figuera dijo que estaba al tanto de las fallas en el proceso y aseguró que se lo comunicó a Nicolás Maduro, Cilia Flores, Vladimir Padrino López, y al director de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Iván Hernández Dala.

Recordó que durante una reunión les señaló que en el expediente figuraban nombres de personas detenidas que nada tenían que ver con el supuesto intento de magnicidio. Acto seguido, la esposa de Maduro dijo: “Mala suerte, dejen eso así, que siga el curso como va”, según declaró el militar en situación de retiro.

El exfuncionario detalló que él estaba realizando una investigación paralela porque quería determinar las responsabilidades de las personas involucradas. Dijo que el expediente lo guardó «celosamente» en la caja fuerte de su antigua oficina del Sebin.

“Yo paralelamente estaba averiguando otras cosas porque los elementos de convicción eran inconsistentes y en una reunión posterior donde estaba Padrino López, Hernández Dala, Maduro y su esposa, le hice saber que eso estaba plagado de irregularidades (…) y que era necesario poner en libertad sobre todo a los militares porque por ellos nadie abogaba», precisó.

Agregó que tras denunciar ante la administración de Nicolás Maduro los problemas del caso y no obtener una respuesta positiva, lo que pudo hacer fue «tratar de que tuvieran mejores condiciones» los que estaban apresados en el Sebin. Lo demás, indicó, es lo que han denunciado los familiares de las víctimas como las «arbitrariedades».

Sentenciados injustamente Sobre los sentenciados que no tenían nada que ver con el caso, este 4 de agosto Figuera mencionó al general Alejandro Pérez Gámez, exdirector de los Servicios para el Mantenimiento del Orden Interno de la GNB; al general de Brigada de la GNB Héctor Hernández Da Costa; a la comerciante Emirlendri Benítez y al politólogo Juan Requesens.

Las sentencias van desde los 5 a los 30 años de prisión. A Requesens, diputado electo en 2015 lo culparon del delito de conspiración y fue condenado a ocho años.

Mientras que los que recibieron 30 años fueron condenados por homicidio calificado en grado de frustración, homicidio calificado con alevosía y por motivos fútiles, asociación para delinquir, traición a la patria, lanzamiento de artefactos explosivos en espacios públicos, terrorismo y daños a la propiedad.

Con información de El Pitazo.